16 Mar / 2015

Con tu coche hay varias opciones para conseguir operatividad

Parece un contrasentido, pero si tenemos un coche nosotros también podemos cuidar del medioambiente de una forma evidente. Eso sí, tenemos que saber cómo hacerlo, ya que de lo contrario no vamos a tener en nuestra mano las herramientas oportunas y puede ocurrir que hagamos el efecto contrario.

De entrada lo más lógico es hacer las cosas comedidamente. Quiere esto decir que no necesitamos acelerar constantemente nuestro coche cuando estamos en un semáforo, no se trata de una salida de la Fórmula 1 sino más bien de conducir con tacto, de forma tranquila y evitando la agresividad. De esta forma obtendremos un efecto que se retroalimenta a sí mismo, ya que no solamente no contaminaremos tanto, sino que gastaremos menos carburante, lo que incidirá en un consumo menor de combustibles fósiles, lo que permitirá otro pequeño respiro más a nuestro planeta… De eso se trata, ni más ni menos.

Por otra parte saber elegir bien el coche es fundamental. Hoy en día los híbridos han comenzado a ser una especie de solución al problema de la contaminación por gases del tubo de escape. Este tipo de vehículos consume muy poco combustible, y nos dan la posibilidad de conseguir un montón de ventajas a la hora de ponernos al volante (ahorro de combustible, pocas emisiones, alternancia del motor eléctrico y del de explosión, etc.). Es verdad que muchos han criticado este tipo de automóviles porque su obsolescencia es rapidísima y porque al no oírse están provocando un mayor número de atropellos, pero nosotros pensamos que son cuestiones que no deberías ni siquiera ponderar. Todo sea por hacerle un bien a tu bolsillo y también al planeta.

A la hora de reparar el coche también puedes ser ecológico, sobre todo si acudes al sitio adecuado. El desguace puede ser una solución para reparar tu auto, pero si te preguntas cuanto me dan por mi coche en un desguace, que sepas que hay sitios (te hemos dejado uno enlazado como ejemplo) en los que los autos se pueden pasar para que los reciclen de forma medioambiental… Y consiguiendo con ello dinero. Así sí que podemos cuidar de nuestro entorno, ya lo creemos que sí.

Por cierto, los procesos que se llevan a cabo en las empresas de desguazado a la hora de garantizarnos la calidad de los recambios que estamos comprando tienen mucho de sostenibles, ya que todo lo que se retira de la circulación está de acuerdo a una normativa exigente que se ha dictado para que el planeta no sufra innecesariamente. Por eso adquirir un recambio de segunda mano también es ser ecológico. Y por eso, cuando los coches se desguazan, también se siguen ciertos procesos interesantes que le hacen un guiño a la naturaleza…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *